Volver al menu

Aliméntate como un atleta Josh Amberger

¿Alguna vez te has preguntado cómo come un atleta profesional? No te preguntes más. Josh Amberger está aquí para ayudarte a cocinar una comida rápida y fácil que está buenísima y llena de beneficios nutricionales. Además, nos cuenta lo que come en casa y (alerta de spoiler) el menú incluye queso, cerveza y postre.

 

La pandemia que estamos viviendo significa que no podemos invitar a nuestros atletas a cenar tanto como quisiéramos. Así que en un esfuerzo por compensar un poco esto, pensamos en enviarle al triatleta australiano Josh Amberger una cámara Go Pro para pedirle que nos cocine una buena comida. ¿Qué decidió cocinarnos? Una tostada de beans (alubias). 

 

En sus propias palabras: es simple, deliciosa y llena de nutrientes. Y tal y como nos demuestra Josh, se hace en un momento. 

 

Abajo puedes ver la receta completa o sigue leyendo aquí para conocer un poco más sobre el enfoque único que tiene Josh con la alimentación. Josh y su prometida Ashleigh Gentle son atletas de élite, pero no creas que eso significa que están comiendo proteínas magras y carbohidratos simples todo el día. Nada más lejos de la realidad. 

  

Josh Amberger
Josh cuenta con más de diez títulos de Ironman por lo que se puede decir que conoce bastante bien algunas de las carreras más duras del mundo. Y parece que cocinar no se le da nada mal tampoco.
Más información sobre Josh

 

Dinos, Josh ¿cómo resumirías tu enfoque de la alimentación? 

Nuestro enfoque es muy básico. Lo primero es asegurarse de que tenemos la energía suficiente. Esto significa que comemos muchos hidratos de carbono, ya que necesitamos asegurarnos de que recuperamos el glucógeno después de los entrenamientos e ingerimos suficientes proteínas rápido para recuperarnos y recargar el combustible. Comemos mucho, lo suficiente para recargarnos. Nos aseguramos de ser bastante disciplinados con las horas a las que comemos, más que con lo que comemos. 

 

Así, por ejemplo, es esencial comer antes del entrenamiento y también después. Aparte de eso, no solemos planificar con demasiada antelación las comidas, y a veces tenemos que correr al super. Quizás deberíamos planificar un poquito más para no quedarnos sin existencias…

   

 

¿No pasas mucho tiempo planificando las comidas?

No, una buena dieta es una parte importante de mi vida. Te darás cuenta viendo mi vídeo que me gusta tocar todos los grupos de alimentos. También tengo mis favoritos en cada grupo, pero no nos ponemos ningún límite estricto. En resumen, prestamos atención, pero sin restringir nada. 

 

Para mí, comer es algo que hago para sentirme bien al entrenar y para recuperarme. Mientras mejor te recuperes, mejor será tu rendimiento. 

    

Intentamos vivir una vida buena. La comida puede ser (y debe ser) una gran fuente de felicidad. 

    

 

Dinos algunas de tus comidas preferidas. 

Para desayunar solemos tomar muesli casero o tortitas. Solo tienes que mezclar unos cereales y añadir un plátano. Las tostadas siempre están en el menú. Tomarse unas tostadas con mantequilla o mantequilla de cacahuete y mermelada es siempre un acierto. 

 

Comemos mucha fruta, varias veces al día. La papaya roja es mi fruta preferida ahora mismo. Pero también los albaricoques, nectarinas y los cítricos en invierno. Lo mejor es tomar fruta de temporada. 

 

Para cenar, nos gusta cocinar cosas a fuego lento. Por ejemplo, filete de cerdo o falda de ternera para luego hacer burritos. Los burritos están genial porque llevan verdura, carne y algo de hidratos de carbono. Toca todos los grupos alimentarios y están además deliciosos. Siempre añadimos algo de ensalada de acompañamiento. Nos gusta mezclar hojas verdes del huerto como kale o lechuga y ponerle un buen aliño. 

 

Me encantan los quesos fuertes y el queso azul. Suelo ir a la tienda con un colega y comprar un surtido de quesos franceses para probarlos y ver cuáles nos gustan. 

 

¿Hay algo que no comas? 

Sinceramente, como de todo. Lo único que no me encanta es el apio. 

        

 

¿Haces un seguimiento de las calorías que tomas? 

No, creo que nunca lo he hecho. Pienso que cualquier atleta se da cuenta de si está comiendo de más o de menos. 

  

Todo es cuestión de equilibrio. No tengo ningún interés en contar calorías.

   

Si vas a dar un paseo en bicicleta o a hacer una carrera más larga, entonces, por supuesto, tienes que llevar algo de combustible; a mí me funcionan bien los geles y los plátanos. Siempre hay que cargar las pilas, te darás cuenta rápidamente si no estás comiendo lo suficiente, ya sea porque te quedas sin energía o porque te lesionas. 

 

¿Has probado alguna vez a hacer ayunos intermitentes? 

En mi opinión esto no puede hacerse si haces deporte. No creo que sea prudente. Te estás impidiendo físicamente hacer lo que quieres hacer. No es algo que queramos probar. Va en contra de la disponibilidad de energía. 

     

   

¿Tomas algún suplemento? 

Mi prometida y yo tenemos un patrocinador llamado Athletic Greens. Es simplemente un polvo verde muy agradable y de buen sabor con un montón de nutrientes que, al añadirle un líquido, se convierte en una bebida. Eso son suplementos para nosotros y más allá de eso, realmente no tomamos nada en absoluto. Los electrolitos igual sean la otra única cosa que tomamos. O el café. Yo creo que el café es un suplemento. 

 

¿Cocinas mucho en casa? 

Más o menos. El desayuno y el almuerzo me lo preparo yo mismo. Pero las cenas casi siempre acaba preparándolas mi prometida. Aunque no es que le encante cocinar todas las noches. Así que de vez en cuando la sustituyo. Más de una vez me ha dicho que tengo que cocinar más a menudo. Cuando cocino, nos ponemos los dos de buen humor. No tiene que ser algo elaborado para que sea especial. Elegimos alimentos básicos y sano, no le damos muchas vueltas.

      

 

¿Puedes comer postres? 

Sí. En temporadas con carreras he intentado cortar los postres pero no me funciona del todo. A veces me paso un poco y me siento mal. Estamos acostumbrados a comer sano y nos gusta comer sano.

 

Somos atletas profesionales pero cuando acaba el día somos personas normales. Si nos pusiéramos unos límites sociales o dietéticos, no lo pasaríamos muy bien. 

 

¿Algunos días hacéis trampa? 

No sé qué es eso, jajaja. Hago alguna que otra trampa en algunos momentos del día. Como una hora antes de cenar, nos gusta tomar alguna chuchería. En Australia hay montones de tipos de piruletas que están buenísimas. 

           

 

¿Y tomas algo de alcohol? 

Me tomo una o dos cervezas casi todas las noches. Creo que es esencial para mi, para mantenerme equilibrado. Y me gusta como saben. 

 

Si no me gustaran, no las bebería. Por supuesto, no me tomaría una cerveza justo después de entrenar. Siempre calculo para que tengan el mínimo efecto en mi nivel de alcohol en sangre. Si no me apetece, no me la tomo. Pero normalmente, al llegar la hora de cenar, ya me verás abriendo el frigo en busca de una cerveza bien fresquita. 

 

Durante el confinamiento empecé a hacer mi propia kombucha. Mucha gente ha empezado a explorar cosas nuevas en este periodo. Creo que me ha salido bastante buena. 

 

¿Cómo ha sido hacer este vídeo? 

Muy divertido. Me ha gustado expresarme a través de un vídeo de cocina, es algo que no había hecho antes. Además, parece que, en On os interesa mucho el tema de la alimentación. Así que será interesante ver las reacciones de vuestros seguidores. 

 

También estoy muy ilusionado de enseñarle a la gente cómo cocinar algo delicioso en muy poquito tiempo. Cuando cociné ese plato, tenía prisa por irme a una cita con el masajista y al final llegué a tiempo. Realmente no hacen falta horas para cocinar algo rico. 

     

 

La receta de Josh 

- 1 lata de beans (alubias)

- 1 lata de tomates enteros pelados 

- Setas shimeji (o las que se quieran)

- 2 rebanadas de pan (Josh utilizó pan de masa madre, pero la elección es tuya, por supuesto) 

- 1 cucharilla de pimentón (o más si te gusta el picante)

- 1 puñado de albahaca

- Sal  

- 1 chorro de aceite de oliva

 

 

1. Añade un poco de aceite de oliva a la sartén y caliéntala suavemente (a fuego medio debería estar bien)

2. Echa las alubias a la sartén y cocínalas durante 1-2 minutos 

3. Añade las setas y deja que se cocinen otros 1-2 minutos antes de añadir el pimentón 

4. Añade media lata de tomates enteros pelados y rómpelos bien

5. Deja la mezcla cocer a fuego medio durante unos minutos más (2-3)

6. Tuesta el pan y añade la mantequilla (opcional, por supuesto)

7. Vierte la mezcla sobre el pan tostado y añade la cantidad de albahaca y sal que desees 

8. Y…¡Qué aproveche!

    

Recibe más inspiración para tus carreras subscribiéndote al Newsletter de On.