Volver al menu

Deporte con propósito: cómo el running está cambiando vidas en Malaui

Cruzamos la frontera que separa Tanzania de Malaui en la parte trasera de una camioneta. Durante ese trayecto probablemente compartimos vehículo con otros 20 malauíes. No hablaban inglés, pero mantenían la cabeza alta y sonreían. Cantamos canciones. Fue la bienvenida más increíble a un país que he vivido.

 

Kate Webb, directora de Orbis Expeditions, especializada en viajes educativos, filantrópicos, de experiencias y sostenibles por todo Malaui. Con el lema «Deporte con propósito», el Orbis Trail Challenge ofrece a los corredores la oportunidad de experimentar el exigente terreno virgen de Malaui, al tiempo que descubren la cultura del país y ayudan a paliar algunos de los desafíos a los que se enfrenta la nación. Esta es la historia de Kate: llegó con solo una mochila y acabó corriendo con una campeona olímpica. 

 

 

Habíamos pasado por muchos países africanos, pero queríamos sentar las bases en un país donde el turismo fuera realmente escaso y donde dos jóvenes de 26 años pudieran marcar la diferencia. Un lugar donde pudiéramos causar impacto sin disponer de grandes cantidades de dinero. Malaui parecía cumplir las expectativas. 

 

 

Malaui es conocido como el corazón cálido de África. Y, sin duda, lo es. La gente es sumamente amable. Pero, aun así, es increíblemente aterrador llegar allí con nada más que dos mochilas para iniciar un negocio. No fue muy difícil encontrar unos cuantos malauíes que nos ayudaran. Trabajaron con nosotros. Nos guiaron. Nos presentaron a las comunidades con las que seguimos trabajando después de once años. Elegimos esas comunidades por la gente que vive allí. Siguen siendo una fuente de inspiración increíble, realmente decididos a empoderarse a sí mismos y a no depender de la ayuda externa.


 

Intentamos promover el comercio más que la ayuda, algo que nos permite ofrecer a los visitantes la oportunidad de tener una experiencia realmente auténtica. Lejos de los circuitos habituales. África es mucho más que un destino de safaris. Puede que Malaui no tenga la vida salvaje de Kenia ni de Sudáfrica, ni el atractivo del Valle del Rift, pero cuenta con el paisaje más bello y virgen y con una cultura increíble. Malaui es pacífico y acogedor, pero cuando empiezas a explorar nunca sabes qué vendrá después. Ofrece una auténtica aventura. 


 

Siete años después, con nuestra empresa fundada en Malaui, formamos Orbis Expeditions aquí en el Reino Unido. Vinimos a comprender la cultura, cómo era una auténtica experiencia malauí y el poder que esconde. Habíamos formado allí un equipo con residentes de la zona tan bueno, que pudimos volver a Inglaterra para estar más cerca de la familia cuando empezamos nuestra empresa. Nuestro objetivo siempre fue el empoderamiento y la creación de roles locales sostenibles. Pero, sin duda, no hemos terminado. Siempre hay nuevas oportunidades para compartir la experiencia de Malaui y para ayudar a su increíble gente. 

 


El poder del deporte


Así es como el Orbis Challenge pasó a ser una realidad. Estuvimos hablando con Dame Kelly Holmes (dos veces campeona olímpica de atletismo de Gran Bretaña), y la idea de usar el deporte para profundizar en la experiencia —Deporte con propósito— afloró por su deseo de experimentar el entorno como atleta. 


 

El deporte nos dio la oportunidad de presentar las maravillas de Malaui y a su gente a aquellos que tal vez de otra forma no hubieran venido. Se sienten tentados por la oportunidad poco habitual de correr por senderos vírgenes junto a grandes personajes como Dame Kelly Holmes. 


 

No hay que subestimar el desafío en sí. Pregúntale a Kelly. Incluso una atleta que ha ganado en dos ocasiones la medalla de oro puso a prueba sus límites. 


 

Los senderos por los que corres no son senderos, en realidad; son caminos por los que la gente nunca ha corrido antes. Han sido utilizados tanto por animales como por aldeanos que recogen madera. Es cierto, Malaui es auténtico e impredecible.    


 

El conocimiento del terreno es una de las muchas razones por las que es tan importante para nosotros que los locales se involucren como guías del desafío. Los chicos como el corredor de ultras Edson Kumwamba son como cabras montesas, no hacen más que saltar de roca en roca. Han crecido allí. Saben lo que hacen. Los participantes del desafío pueden completar la ruta del monte Mulanje en 3 horas y 45 minutos. Edson y los demás pueden hacerlo en poco más de la mitad de ese tiempo. 


 

Durante la edición de 2019, los atletas locales también se entrenaban para el maratón de Blantyre. Corrieron con nosotros durante los eventos del día, y cuando todos estábamos totalmente exhaustos, volvieron a salir para sumar más kilómetros. No solo inspiran desde el punto de vista del rendimiento, sino que al correr con ellos también puedes escuchar sus historias, cómo han superado los desafíos a los que se han enfrentado. Más que los logros físicos o las increíbles puestas de sol, son más bien esas interacciones humanas las que hacen que la experiencia sea tan especial. 


 

En total, 24 malauíes participaron en la carrera y muchos más formaron parte del equipo de apoyo, desde los guías hasta el personal de las estaciones de hidratación y los proveedores de alojamiento. Directamente, todos se benefician económicamente del evento y del turismo que genera.

 


El desafío más importante


Uno de los principales desafíos de Malaui es su dependencia de la ayuda exterior. Abordar este aspecto es la clave para lograr un cambio sostenible a largo plazo. Por eso, impulsar la economía local, ayudar a las empresas y tratar de proporcionar ingresos a la gente es realmente el centro de lo que procuramos hacer como empresa. Crear comercio interno, no ayuda externa. El poder del deporte está llevando a la gente a Malaui para apoyar la economía local y las iniciativas locales. 

 

 

Además, solo apoyamos las iniciativas existentes, por lo que no damos pie a una lucha por la financiación entre personas que intentan alcanzar los mismos objetivos. Seleccionamos una causa importante y la financiamos durante ese año.  

 

 

En 2019, los corredores del Orbis Trail Challenge recaudaron más de 22 000 libras esterlinas para una organización local que ayuda a paliar la malnutrición infantil en la región. En el año 2020, crearemos conciencia y recaudaremos fondos para ayudar a la reforestación y fomentar la educación ambiental. Malaui es una de las naciones que siente el impacto más directo del cambio climático, por lo que este tema nunca ha sido de más importancia. 
 

 

Los participantes recaudan los fondos por sí mismos y luego pueden ver en primera persona cómo ese dinero causa un impacto. Es una motivación muy potente ya que están sumando kilómetros con calor, escalando montañas. Se les recuerda por qué lo hacemos y lo afortunados que somos de tener lo que tenemos. 

 

 

Abre los ojos de la gente ante los verdaderos desafíos del mundo. Sí, se trata de recaudar dinero. Pero también se trata de que se lleven esa conciencia a casa, de entender que el mundo no es un lugar muy igualitario y de estar seguros de que pueden jugar un papel positivo. Pueden ser un ciudadano del mundo. De eso trata la iniciativa Deporte con propósito.

 

 

El Orbis Trail Running Challenge de 2020 se celebrará del 3 al 10 de octubre y las inscripciones ya están abiertas. Para más información y para inscribirse, visita orbis-challenge.com/running

Sé el primero en enterarte de nuestros últimos lanzamientos, ofertas especiales y consejos de formación suscribiéndote a la newsletter de On.