Volver al menu

El OAC hace historia en Boston

Oliver Hoare y George Beamish, compañeros de equipo en el On Athletics Club, han superado incluso sus propias expectativas al establecer ambos el récord nacional de 5 000 metros en pista cubierta, para Australia y Nueva Zelanda respectivamente, y conseguir el primer y segundo puesto en una noche histórica en Boston para el OAC.

 

El OAC vuelve a la carga y bate récords. Otra vez.

 

Tras unos largos meses alejados del circuito de carreras, el dúo del OAC Olli Hoare y George «Geordie» Beamish se dirigieron a Boston con un objetivo en mente: correr rápido. Pero incluso ellos se sorprendieron de lo rápido que corrieron. Misión, más que cumplida.

 

«Unas semanas atrás todavía no estábamos seguros de nuestra situación. Alcanzábamos un tiempo de 13:20 [en los 5000 metros] en un buen día. Pero hicimos algunos entrenamientos juntos y nos sorprendimos a nosotros mismos», dijo Olli.

 

 

La última carrera de Olli fue en los Juegos Olímpicos, en septiembre, mientras que Geordie llevaba aún más tiempo sin competir: su temporada de verano terminó en agosto. El BU Season Opener de Boston es conocido por sus llamativos tiempos y, aunque suele ser un encuentro dominado por atletas universitarios, su fecha de diciembre significaba que era el objetivo perfecto para tener intercalar con los entrenamientos de invierno. Este dúo del OAC fue a comprobar su estado físico y ver cómo iban funcionando todos los esfuerzos del entrenamiento.

 

«En la universidad, tenía que competir cada dos semanas, así que era fácil mantener la motivación», nos explica Geordie. «Pero cuando competimos en septiembre y no tenemos una carrera hasta febrero, se hace más difícil salir todos los días. Pero poner esta cita en el calendario a principios de diciembre nos ha mantenido motivados las últimas semanas».

 

El compañero de la OAC y atleta olímpico de lo 10 000 metros, Joe Klecker, corrió con este dúo los 3 000 primeros metros de la carrera de 5 000 metros. Hizo un excelente trabajo, preparando a Olli para que llegara a la meta en 13:09.96 y mejorara en más de 26 segundos el récord australiano en pista cubierta. No podemos olvidar la calidad de la actuación de Olli, que se ha convertido en el cuarto australiano en superar los 13:10, añadiendo su nombre a la lista de leyendas australianas del atletismo.

 

Justo detrás de Olli, Geordie también hizo historia al dar una última vuelta en 26.25 para terminar en segundo lugar, consiguiendo el primer y segundo puesto para el OAC. Su tiempo de 13:12.53 ha marcado el récord neozelandés en pista cubierta, y la segunda mejor marca de 5 000 metros de la historia de un neozelandés, tanto en pista cubierta como al aire libre.

 

Olli ha salido vencedor en la batalla por el récord de Oceanía, ¡pero es consciente de  que Geordie no está muy lejos!

 

 

«Tú [Geordie] ibas a venir, ¡por eso estaba absolutamente aterrado!»

 

Dejando a un lado las bromas, la rivalidad entre ambos es de máximo respeto, gracias a los meses que han pasado juntos entrenando duro. Un enfoque que ha dado claramente sus frutos para ambos.

 

«Hemos pasado las últimas ocho semanas codo con codo, todos los entrenamientos y casi todas las carreras tranquilas. Nos quedamos sin cosas de las que hablar hace semanas», bromea Geordie.

 

«Tenemos el mejor grupo y la mejor química que se puede tener», añade Olli. «Ser capaz de mantenerse sano y mantener la consistencia nos lleva realmente a donde queremos estar».  

 

Pero esto es solo el comienzo para este dúo: después de superar las expectativas en Boston, llevarán ese impulso y emoción a su próximo bloque de entrenamiento que los preparará para los Juegos Millrose en enero. No te sorprendas si vuelven a quemar la pista.

 

Entérate de nuestros últimos lanzamientos, ofertas especiales y consejos para entrenar suscribiéndote a la newsletter de On.


Al suscribirte a nuestra newsletter, aceptas nuestra Política de privacidad