Volver al menu

Actualización del campamento de entrenamiento de Tim Don

Después de su regreso a la competición en el maratón de Boston tras haberse roto el cuello, Tim Don se dirigió a un campamento de entrenamiento en la Francia rural para planear su próximo paso. Entonces, ¿qué es lo próximo que hará The Man with the Halo?

Cuando apareces en el New York Times y eres el protagonista de un documental dirigido por un director que cuenta con un Emmy en su palmarés, resulta difícil esquivar la atención. Por eso el Ironman Tim Don dejó de lado los circuitos habituales para concentrarse en su regreso a la competición de élite. Aquí nos da una perspectiva exclusiva de la vida en el campamento y de su viaje de vuelta a Kona. 

 

Felicidades de nuevo por tu resultado en el maratón de Boston. ¿Cuáles fueron tus objetivos en el campo de entrenamiento de Francia? ¿Los lograste? 

Tim Don: En el campamento de entrenamiento de Francia mi intención era montar en bicicleta con regularidad con Matt, mi entrenador, y dar de nuevo con mi ritmo después de Boston. Ir a Les Stables, no muy lejos de Limoges, era el lugar ideal. Es un ambiente relajado que propicia la práctica de la natación, el running y el ciclismo en la región.

 

¿Cómo es un día típico en el campamento de entrenamiento? 

TD: Me levanto alrededor de las seis para tomar el café y a las ocho ya estoy montando en bici entre dos y cinco horas; vuelvo para comer, y un poco de relax. Un paseo corto hasta la piscina a primera hora de la tarde, puesto que está a solo 100 m de mi habitación. Nado de cuatro a seis kilómetros. Por último, al caer la tarde salgo a correr alrededor de la propiedad en la pista de 800 m y luego me dirijo al río y al bosque. Después de una buena cena con los chicos, me acuesto temprano para descansar y estar listo para empezar de nuevo.

¿Cuáles son las ventajas del campamento respecto a tu entrenamiento habitual?

TD: Como mi familia es joven aún, me da la oportunidad de centrarme de verdad durante un breve pero intenso período de tiempo en un entrenamiento de calidad. Ya estaba en Europa para un acto de On, así que tenía sentido agregar ir campamento ya que encajaba muy bien en el calendario. 

 

¿Cómo es el ambiente del campamento de entrenamiento? 

 TD: Toda la gente del campamento era genial, todos quisimos aprovechar al máximo el entrenamiento de calidad en un entorno productivo. Trabajamos juntos, es muy divertido y, en general, es un campamento de calidad.

Ahora que has tenido la oportunidad de reflexionar sobre tu logro en el maratón de Boston, ¿cómo lo recuerdas? 

TD: Siempre pienso en primer lugar en ese clima tan alocado. Después, estoy satisfecho de haber podido terminar en un tiempo respetable seis meses después de haberme roto el cuello y sin lesionarme, que también era un objetivo. No quería destrozarme en Boston, así que después necesité tomarme una semana libre. Estoy muy orgulloso de mi resultado y sé que no podría haber llegado hasta ahí sin Kelly y sin mi familia, además de mis patrocinadores y seguidores. 

 

¿Cuáles son los próximos hitos en el camino de vuelta a la competición? 

TD: Más entrenamiento y conseguir nadar sin tubo. Quiero poder entrenar continuamente de 25 a 30 horas a la semana durante los próximos dos meses y luego pensaré en hacer un Ironman para clasificarme para Kona 2018. 

Las Cloudflow
Las zapatillas en las que Tim Don confía para entrenar y competir.
Ver las zapatillas