Volver al menu

Materiales preferidos

Las investigaciones han demostrado que los materiales que utilizamos son responsables de hasta el 80% de nuestra huella ambiental. Esto hace que nuestros materiales elegidos y preferidos sean nuestra prioridad.

 

100% rPES y 100% rPA


El poliéster es el material que más usamos. Para reducir la huella ambiental asociada con el uso de este tejido de alto rendimiento, estamos trabajando para eliminar gradualmente el poliéster y la poliamida vírgenes y usar únicamente poliéster 100% reciclado (rPES) y poliamida 100% reciclada (rPA). El uso de poliéster y de poliamida reciclados reduce tanto las emisiones de CO2 como el agua utilizada en comparación con el poliéster y la poliamida vírgenes. La cantidad depende del tipo de reciclaje realizado, así como de cómo se mide su impacto. El uso de poliéster reciclado también conlleva otros beneficios. Significa que estamos dando una nueva vida a un material que probablemente se habría incinerado o habría acabado en un vertedero. A su vez, también se reducen los residuos plásticos y el consumo de petróleo. 

       

 

Queremos alejarnos de los materiales basados en el petróleo, pero encontrar alternativas que ofrezcan la misma calidad no es una tarea fácil. Y tampoco queremos comprometer nuestros altos estándares de rendimiento. Como paso intermedio estamos usando más materiales reciclados. Esto significa menos materiales vírgenes y menos residuos. Pero ya tenemos un pie en el futuro: materiales biológicos que son renovables. Las fibras biosintéticas tienen el potencial de producir menos gases de efecto invernadero a lo largo de su ciclo de vida en comparación con los productos derivados de los combustibles fósiles. La clave para la cosecha sostenible de material biológico es elegir recursos naturales que no compitan con la cadena alimentaria. Nos comprometemos a aprender más sobre el potencial de estos materiales y a asegurar que nuestros suministros sean tan sostenibles como sea posible.

 

 

Celulosa artificial 


En estos momentos nos estamos centrando en los materiales reciclados, pero, sin lugar a dudas, creemos que el futuro consiste en materiales que no dependan del petróleo. Por eso estamos investigando y probando materiales alternativos como la celulosa artificial (MMC, por su sigla en inglés). Son materiales de fuentes celulósicas —como la corteza de los árboles— que se trocean y se procesan hasta formar una pulpa antes de convertirlos en fibras. Ya usamos Tencel™ en partes de nuestros productos y estamos estudiando la posibilidad de aumentar el uso de este material técnico cuando vayamos ampliando nuestra colección. Lo que también hace que los materiales de origen biológico como este sean tan interesantes es que provienen de fuentes renovables. Otras fuentes son el aceite de ricino y la caña de azúcar.

     

Trabajamos con el índice HIGG y con los análisis del ciclo de vida (ACV) para asegurarnos de que estamos escogiendo las mejores opciones posibles. 

     

 

Piel vegana

   
La producción de piel es, por desgracia, un negocio sucio. Causa contaminación química y de aguas residuales y también conlleva crueldad animal. No es algo de lo que queramos formar parte, así que tomamos la decisión de trabajar únicamente con piel vegana. Como resultado, constantemente buscamos alternativas a la piel que puedan estar a la altura de nuestras expectativas de rendimiento. Es un gran esfuerzo: queremos que las alternativas a la piel sean transpirables, suaves y duraderas y que cumplan con nuestras expectativas de calidad y sostenibilidad. No es fácil, pero vale la pena.    

   

 

Algodón 100% orgánico certificado

   
El algodón es un material increíblemente versátil pero también exige un proceso de producción en el que hay que invertir mucha agua. Limitamos el uso del algodón a un 10%, aproximadamente, de todo el material utilizado y actualmente estamos trabajando para usar únicamente algodón 100% orgánico con certificado GOTS.

     

  

Lana obtenida sin necesidad de llevar a cabo ningún tipo de mutilación ni ablación animal

  
La lana solo representa aproximadamente el 10% del material que utilizamos y, como todos los tejidos que usamos, debe cumplir nuestros altos estándares de calidad. Al ser un material de origen animal, por supuesto es preciso asegurarse de que esos animales sean tratados con humanidad. Actualmente dedicamos esfuerzos para asegurarnos de que toda nuestra lana cuenta con un certificado que asegure que se ha obtenido sin necesidad de llevar a cabo ningún tipo de mutilación ni ablación animal y que cumple con el estándar de lana responsable (RWS). Nuestro gorro Merino Beanie está fabricado 100% con lana producida en Europa y obtenida sin necesidad de llevar a cabo ningún tipo de mutilación ni ablación animal.

        

 

Gestión de productos químicos

   
La gestión de los productos químicos utilizados en nuestros procesos de producción es una prioridad. De este modo, podemos garantizar productos seguros y minimizar nuestra huella ambiental. Tenemos una RSL o lista de sustancias restringidas que cumple los estándares AFIRM y REACH, líderes en el sector. Todos nuestros proveedores deben cumplir estos estándares. 

   

 

PFC 

  
Los productos químicos perfluorados y polifluorados son una familia de productos químicos artificiales que contienen flúor. Tienen propiedades únicas gracias a las cuales los materiales son resistentes a las manchas y al agua. Desafortunadamente, estos productos químicos también pueden ser nocivos para el medio ambiente. Se bioacumulan, lo que significa que pueden acumularse en el interior de  organismos vivos, como las plantas y animales, y puede causar daños. Colaboramos con nuestros proveedores para ir reduciendo el uso de PFC en nuestros productos. Varios de nuestros artículos impermeables, como el Waterproof Anorak, la chaqueta aislante y la chaqueta Weather Jacket ya no contienen PFC. 

      

 

Materiales que no usamos.

   
No encontrarás nunca telas acrílicas en los productos de On. El proceso de producción del acrílico precisa gran cantidad de energía y productos químicos que pueden afectar negativamente a la salud de los que participan en su producción, así que preferimos no utilizarlo. Tampoco usamos nunca piel auténtica por su gran huella ambiental y por la crueldad animal relacionada con el sector del cuero. 

   

 

Reducir nuestra huella en el procesamiento de materiales


Además de trabajar con los materiales preferidos, también nos esforzamos por mejorar la forma en que procesamos nuestros materiales. En concreto, procuramos mejorar el proceso de teñido, que representa alrededor del 36% de la huella ambiental de la producción. 

       

 

Embalaje

     
Una vez terminado el producto, se envía por mar a nuestros almacenes de todo el mundo. Este viaje lleva varias semanas y no siempre es un trayecto tranquilo. Durante el viaje, los productos se almacenan en un ambiente polvoriento y húmedo; por lo que nuestro embalaje debe proteger el producto de los daños que pueda sufrir. 

    

Para nuestras zapatillas, seguimos nuestro propio camino para utilizar un embalaje fabricado con cartón 100% reciclado, con un diseño que minimiza la huella ambiental y garantiza la protección del producto. 

 

Para nuestros productos de la colección Performance Apparel, nos fijamos bien en dónde se almacenan dichos artículos, durante cuánto tiempo, dónde se van a vender y qué supone todo esto para el embalaje. Cuando dispongamos de toda esta información, podremos encontrar un material de embalaje que limite la huella ambiental asociada, al tiempo que se protege el producto. Por ejemplo, no todas las opciones de embalaje son compatibles con la humedad. Tenemos algunas opciones interesantes sobre la mesa, así que vuelve pronto para conocer las novedades. 

  

 

Microfibras - Qué puedes hacer tú

   
La liberación de pequeñas microfibras al medio ambiente es un gran problema de la industria textil. Estamos buscando varias maneras de limitarlo, pero también hay cosas que puedes hacer tú en casa. Por ejemplo, cada vez que lavas la ropa en la lavadora, se liberan estas hebras ultrafinas de tela. Hazte la siguientes preguntas: ¿Hay prendas que podrías lavar con menos frecuencia? ¿Puedes ponerte esa camiseta para salir a correr una vez más antes de lavarla? 

 

Clevercare.info ofrece directrices útiles sobre cómo puedes cambiar tus hábitos de lavado para reducir el consumo de agua y de energía, así como para limitar la liberación de las microfibras. También puedes utilizar bolsas de lavado especiales para evitar que las microfibras se liberen en el ciclo del agua.