Volver al menu

Corremos de Laufen a Laufen con Florian Neuschwand

El corredor de ultras que bate récords Florian Neuschwander se fijó un nuevo objetivo: 550 kilómetros, 9000 metros de desnivel, y 7 días para lograrlo. Acompañado todo el camino por corredores de la zona, Flo se las arregló para completar otra aventura épica.

 

*Todas las imágenes utilizadas en este artículo son obra de Phil Pham como parte del Proyecto Redbull.

 

El atleta de On y corredor de ultras Florian Neuschwander es conocido por sus épicos desafíos. Solo este año ha batido el récord de los 50 km más rápidos en una cinta de correr (si quieres consultar consejos sobre cómo conquistar la cinta de correr, lee el artículo aquí) y ha completado un maratón con un desnivel de 2000 m en menos de tres horas (consulta las ventajas de los ascensos aquí).

 

Esta vez, como el título sugiere, Florian corrió desde Laufen, en Suiza, a Laufen, en Alemania. Y si piensas que dos ciudades con el mismo nombre resulta un tanto confuso, la palabra laufen en alemán significa literalmente «correr».

    

 

El nombre puede ser un trabalenguas, pero la misión en sí fue muy clara para nuestro profesional de los ultras: 550 kilómetros, 9000 m de desnivel, y 7 días para lograrlo. 

 

Durante todo el camino, muchos corredores recibieron a Flo y se unieron a él en tramos de su viaje. Descubre a continuación los detalles de la ruta y de la entrevista. 

 

Etapa 1: de Laufen, Suiza, a Zúrich

 

En la mañana del 1 de octubre, Flo comenzó la primera etapa de su viaje después de que lo despidieran con una Alphorn (trompa de los Alpes). Este tramo de 100 km comenzó con los pueblos más pequeños del interior de Suiza y terminó en la sede de On en Zúrich. 

    

 

Etapa 2: de Zúrich a Goldach 

 

En el 2.º día, a Flo le esperaba un viaje urbano por las calles de Zúrich. Los tranvías, los corredores más madrugadores y las motos eléctricas lograron evitar que volviera a los senderos. 

 

102,5 km después, Flo llego al Lago Constanza, el punto de encuentro entre Suiza, Alemania y Austria. 

 

Etapa 3: de Goldach a Oberstaufen 

 

Con la ayuda de sus seguidores, la etapa 3 tuvo un gran comienzo. Pero a media mañana las lluvias torrenciales le obligaron a parar y descansar antes de lo previsto. 

 

A las 14:00 el sol reapareció y Flo volvió a la carretera para terminar el 3.º día con 56,7 km, cerca de Oberstaufen. 

   

 

Etapa 4: de Oberstaufen a Steingaden 

 

Corriendo a lo largo de pintorescos lagos y cruzando pequeñas aldeas, el 4.º día se alargó 81 km. Flo se conectó a las redes sociales para informar del viaje:

 

«En total, llevo 345 km en 4 días. Ha sido duro, ¡pero lo estoy dando todo!».

 

Etapa 5: de Steingaden a Gmund am Tegernsee 

 

En el 5.º día le aguardaba el ascenso más pronunciado de toda la ruta: 1300 m. La distancia y la elevación empezaron a hacerse notar cuando a Flo le salió del alma un «Ya he tenido suficiente».

 

Pero su determinación superó al cansancio y nuestro atleta de récord prosiguió su viaje. 93,5 km después, Florian completó la 5ª etapa. 

        

 

Etapa 6: de Gmund am Tegernsee a Bergen

 

Con la línea de meta a la vista, Flo comenzó a las 5:45 am para acercarse lo más posible al final, y descansó brevemente solo en dos ocasiones durante los 73 km del tramo. 

 

El 6.º día terminó en por todo lo alto después de superar la barrera de los 500 km. 

 

Etapa 7: de Bergen a Laufen, Alemania

 

El último tramo fue una distancia maratónica fácil para terminar el objetivo de 13 maratones en tan solo 7 días. 

 

Así que, si te preguntas qué inspira a Flo a completar estos desafíos épicos, no eres el único. Hablamos con el campeón de ultras para averiguar todos los detalles.

 

 

On: Hola, Florian. Felicidades por completar otro desafío épico. 7 días, 550 km. Son algo más de 13 maratones sin días de descanso. ¿Qué te motiva e inspira?

 

Florian: «Sí, fue increíble. Estaba tan motivado con este proyecto porque ya llevaba dos años planificándolo. Y también era una forma de ponerme a prueba. Quería ver y sentir cómo reacciona mi cuerpo cuando corro dos maratones cada día durante una semana».

 

Cuando tengo algo en mente, lo doy todo para lograrlo.

 

¿Hubo alguna preparación específica en las semanas previas al desafío?

 

«Sí y no. Como corredor de ultras, tengo que estar en forma todo el año. Así que, seguí mi entrenamiento habitual. Consiste normalmente en correr en torno a 80-140 km en una semana con 2000-5000 m de desnivel por las montañas de donde vivo. Lo hice durante seis semanas».

 

«Después de estas seis semanas, hice dos semanas de 422 km. Hice dos salidas de 50 km, una de 63 km y otra de 70 km. Con cuatro días de descanso en total».

 

«Así que, fueron 10 días con una media de un maratón al día. Después de estas dos semanas intensas, descansé una semana y corrí únicamente unos 70 km antes de comenzar el proyecto».

    

 

¿Por qué esta ruta en particular?

 

«Me pareció un juego de palabras divertido. Comenzar en Laufen y terminar en Laufen. Además, vivo no muy lejos de la meta, ¡así que fue como un largo camino hasta casa! Eso también fue una especie de motivación».

 

«También me gusta correr en diferentes países y conocer a gente que me acompaña en el camino. Había más metros de desnivel y ascensos de lo que esperaba. Planeé la ruta yo mismo, pero es diferente cuando la estás corriendo».

 

«Siempre hay sorpresas. Esta vez, fue mucho más trail running de lo que esperaba. Fue un gran desafío para mí».

 

¿Destacarías algún momento especial? 

 

«Sí, había gente y corredores esperándome incluso en zonas donde ni te imaginarías que hubiese alguien. Por ejemplo, hubo un chico de 14 años que me esperó en la oscuridad en algún lugar del bosque antes de Gmund am Tegernsee. Bajé por un sendero con una linterna en la mano derecha porque ya había oscurecido mucho. Había olvidado el frontal. Y cuando llegué a la carretera, me estaba esperando en la oscuridad para correr conmigo un poco».

 

«Fue increíble que estuviera allí porque ya había corrido 10 horas en un terreno muy duro. Y él conocía el camino hasta la meta de ese día. Así que, ambos estábamos muy contentos. Hablamos y pasamos una buena noche corriendo. ¡Fue muy divertido!». 

 

Debes tener consejos muy buenos para una recuperación rápido, ¿no? ¿Cómo terminaste cada etapa? 

 

- Masajes de recuperación

- Alimentos con energía (pasta, patatas y muchas verduras)

- No pude dormir mucho, pero dormir es esencial

 

¿Cuál fue el mayor desafío?

 

«Tuve algunos problemas con los cuádriceps. Los pies estaban muy en forma así que, no tuve ningún problema con ellos. Pero el trayecto tenía muchos ascensos y descensos, y eso fue duro para los cuádriceps».

      

 

¿Qué On escogiste para este desafío y por qué?

 

«En realidad, corrí con tres modelos. Las Cloudflyer, las Cloudsurfer y las Cloudstratus. Todos estos modelos ofrecen buena amortiguación y sujeción en carreras largas».

     

Las Cloudflyer
Las zapatillas de running para asfalto ligeras y con mayor sujeción. Hechas para que las carreras largas resulten más ligeras y así poder llegar más lejos.
Puedes verlas aquí
Las Cloudsurfer
Las originales de On. Famosas por lo que sientes al llevarlas, estas zapatillas de entrenamiento con velocidad de carrera son unas de las más divertidas para correr sobre asfalto.
Puedes verlas aquí
Las Cloudstratus
Las zapatillas de rendimiento con máxima amortiguación. Las Cloudstratus ofrecen la máxima amortiguación, pero conservan su capacidad de respuesta. Ofrecen sujeción adicional sin comprometer la velocidad.
Descúbrelas

Entérate de nuestros últimos lanzamientos, ofertas especiales y consejos para entrenar suscribiéndote a la newsletter de On.


Al suscribirte a nuestra newsletter, aceptas nuestra Política de privacidad